Policarpa – Bambuco

Letra y Música:  Martha Elena Hoyos

Cuentan que Policarpa llegó de Guaduas
y que en su frente se dibujaba la Patria
creció entre los oficios y las letras
el amor, la justicia, sus banderas!

Soñó la Colombia nueva que aún espera
la que sueñan una niña y un cantor
la que no muere de hambre en la cosecha
la que no se traiciona por monedas de ambición

Cuentan que se jugó futuro y vida
y al ejército criollo protegió
bajo la costurera iba la espía
y a la Corona nunca se entregó

Avanza en Policarpa la estrategia
ante el severo régimen del terror
y es firme su labor de inteligencia
contra la reconquista del español

Galopan en su corazón
las tropas del libertador! (Bis)

CORO:

Miren allá va La Pola envuelta en su pañolón
entre el corpiño lleva guardada la información
pisa firme, mira lejos, urdimbre de la contienda
intrépida, solidaria, clavel de la resistencia
por su pueblo dio la vida en la flor de su belleza
que no muera tu conciencia: ¡Policarpa Salavarrieta! 

II

Como un viento que cruza el Sumapaz
se estremece la sangre entre sus venas
y un amor tricolor acompañó
el valiente sacrificio de su entrega

Descendiente del Guane y de los Panches
joven mujer de América que arde
con su consigna clara y liberataria
pueden más las palabras que las armas:

“Pueblo indolente, cuán distinta sería hoy tu suerte si conociérais el precio de la Libertad”!

Carta de Bolívar a Manuelita

Texto: Adaptación de Martha Elena Hoyos sobre una carta de Simón Bolívar a Manuelita Sáenz

Música: Martha Elena Hoyos

 

Llegaste de improviso como siempre
sonriente inquieta dulce, y te miré.
Y fue la noche del Congreso tuya,
y tuyo el viento que en suspiros te entregué,

Cómplice el tiempo prolongó el discurso
y pude contemplarte hermosa en el salón,
atenta, quieta, mía, jubilosa
misterio que me atrapa, cuerda, loca…

Y no imaginarían los generales
que cuando hablé de espacios terrenales
decía de tu boca y de tus besos,
de la más bella intimidad.

Y si dije recursos para el triunfo
hablé de la miel pura de tus ojos,
Bálsamo de mi cuerpo en las batallas,
callada tempestad.

Luz de arco iris en mi media noche…

Te saludé de mano y reviví
ardiente sensación,
eternos los minutos
cuando nuestros corceles galoparon juntos,
y se aquietó la rosa norte de los vientos,
estrella titilante de jardín secreto,
y fuimos cordillera, patria inmensa, himno de libertad.

Todo eso fuiste la noche del congreso
ataviada de luz, doradas charreteras;
el traje con que enfrentas
a quienes no comprenden
cómo es que se construye
lo grandioso de la vida!

Manuelita,
Amo tus ojos inmensos
llevo tu voz en mi aliento
Sol de América en mi piel  (bis)

Te escribo y pienso:
Volverás mañana…?

 

Manuela Beltrán – Bambuco Fiestero

Letra y música: Martha Elena Hoyos

Guarda la tierra altiva del Socorro
el brío de tu raza comunera
la huella inolvidable de tu temple
Manuela Beltrán hija de América

Fuiste el eclipse solar de la Corona
y de Colombia una luz en el camino
matrona que desafió el yugo de la alcabala
centella que de un girón rasgó el edicto

Trescientos años de dominio y tiranía
toque de rebelión en los tambores
y entre la algarabía del mercado
la humildad se vistió de valentía

CORO

Lo dijo Manuela Beltrán:
¡Abajo el impuesto de su majestad!
Y se prendió la revuelta
se organizó la protesta.
Qué viva Manuela Beltrán
la tabacalera de la Libertad
bien criolla y bien comunera
orgullo de un pueblo mujer verdadera.

II

Se levantaron las aguas del Río Suárez
cuando estalló en tu voz, la voz del pueblo
aliento de caudillos, albur de Patria nueva
preludio de una esperada Independencia

Trescientos años de dominio y tiranía
toque de rebelión en los tambores
y entre la algarabía del mercado
la humildad se vistió de valentía.

CORO…

Juanas y Adelitas

Letra y Música: Martha Elena Hoyos

 

Recitado:

Yo te nombro soldadera
surco, mujer, madre sin tregua
la zurcidora, la cocinera
sudor de amante entre las trincheras

Hasta dónde soldadera
por tu hombre y por tu patria te la juegas
mientras el alma te grita:
¡No es el camino la guerra! 

Fueron las Juanas mujeres de valor
Adelitas, Valentinas, Filomenas
tras un fusil, una batalla, una ilusión
soldaderas por amor, no por la guerra

Amazonas prohibidas por muchos generales
saqueadas, violentadas, viudas y cenicientas
firmes en la batalla, soldaderas en lo audaz
amantes y nodrizas, dalias la contienda 

PERO AHORA V